Falso etiquetado

SONY DSC

SONY DSC

Es falsa la información que trae el pan blanco, las papas fritas y los chicharrones de harina de trigo, con el nuevo etiquetado de alimentos y bebidas, el cual entró en vigor el primero de julio del 2015; al imprimir 0, “cero” calorías de azúcares totales y 0% “cero por ciento” de los nutrimentos diarios de azúcar recomendados, basados en una dieta de 2000 calorías.

 

Este nuevo etiquetado, autorizado por la Secretaría de Salud, provocará un aumento notable en la prevalencia de la Diabetes tipo dos, además de que aumentarán las cifras estadísticas de muertos por enfermedades cardiovasculares y el cáncer, por el sobrepeso y la obesidad.

 

Lo peligroso para la salud de los mexicanos consiste en considerar alimentos distintos a las harinas y a los azúcares, pues ambos están hechos de moléculas de azúcar, como es el caso del almidón o harina del pan blanco, el cual está hecho de cadenas largas de moléculas de glucosa, llamados polisacáridos; y nuestras enzimas y jugos gástricos al digerirlos, separan las moléculas de glucosa; y una por una, rápidamente, se absorben al torrente sanguíneo; liberando más glucosa en la sangre que un refresco, a cantidades iguales en gramos.

 

100 gramos de refresco de cola liberan menos glucosa, con 63/100 de la glucosa en polvo, contra 100 gramos de pan blanco, el cual libera 81/100; es decir, lo importante en la nutrición, consiste en saber cuánta glucosa libera cada alimento en el torrente sanguíneo; y lo menos importante es la forma física en que se presenta la glucosa en los alimentos; ya sea en forma de harina o almidón en el pan de trigo, ó, en la forma de azúcar blanca, un disacárido formado por un par de glucosa con fructosa llamada sacarosa del azúcar de la caña; lo más importante es saber cuánto aumenta la glucosa en sangre por cada 100 gramos de cada alimento.

 

El Plato del buen comer como Norma Oficial vigente, promueve el consumo de harinas de trigo, las cuales liberan más glucosa en el torrente sanguíneo que los refrescos; ya sean harinas blancas o integrales, pues el índice glicémico del pan blanco es de 81, el del pan integral es de 69; y el índice glicémico del refresco de cola común es de 63; cifras comparadas con los 100 puntos de la glucosa pura en polvo.

 

El índice glicémico del arroz blanco es de 87 y el del arroz integral es de 76; el de las verduras verdes en promedio no rebasa los 5 puntos; de las frutas: la tuna tiene 7, la sandía 72 y los dátiles 100/100 de índice glicémico.

 

Para quemar la glucosa que se consume en un plato de arroz de 200 gr, se requiere hacer el ejercicio físico equivalente a trotar durante dos horas y media.

 

Toda esta información nos explica claramente el porqué de una eficacia de sólo el 5% en el control de la diabetes en México.

LO MÁS IMPORTANTE, ES, ENTENDER QUE LA SALUD NO DEPENDE DE LOS MEDICAMENTOS; SI ASÍ FUERA, YA NO HABRÍA ENFERMOS; ES DECIR, LA SALUD DEPENDE, FUNDAMENTALMENTE, DEL ESTILO DE VIDA; UN ESTILO DE ACUERDO A LAS LEYES DE LA NATURALEZA.

 

Este Noticiero de la Salud espera que la Secretaría de Salud rectifique lo antes posible el etiquetado de los alimentos y las bebidas; pues así como se autorizó, la información impresa es falsa, engañosa y poco entendible; además de que representa un alto riesgo para el deterioro, aún más, de la salud del pueblo de México.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *