Facultan diputados a la Federación a expedir normatividad sobre manejo de residuos sólidos urbanos

México, Dic. 25.-El Pleno cameral facultó a la Federación a expedir normas oficiales mexicanas en materia de manejo de residuos sólidos urbanos y de manejo especial, así como su desempeño ambiental, sin perjuicio de las facultades de los municipios y entidades federativas en la materia.
Al aprobar el dictamen que reforma los artículos 7 y 10 de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, en materia de la Norma Oficial Mexicana (NOM) permitió la injerencia federal para normar los residuos sólidos urbanos.
Actualmente en México, existen 465 sitios contaminantes peligrosos que no son considerados como tales y que son generados en diversos sectores como la industria petrolera, energética, textil y en el agropecuario.
El documento, aprobado fue remitido al Senado de la República para sus efectos constitucionales, menciona que el crecimiento de la población, el desarrollo industrial y los cambios en el modelo de producción, así como los hábitos de consumo, han generado un aumento considerable en la generación de residuos sólidos, rebasando en muchos casos, la capacidad de los sistemas de limpia municipal para manejarlos adecuadamente.
Datos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), precisan que en México se generan diariamente 102 mil 895 toneladas de residuos, de los cuales se recolectan 83.93 por ciento y se disponen en sitios de disposición final 78.54 por ciento, reciclando únicamente el 9.63 por ciento de los residuos generados.
Menciona que de 112 ciudades y municipios con más de cien mil habitantes, aproximadamente 50 carecen de rellenos sanitarios y su promedio de eficiencia en el manejo de la basura oscila entre 10 y 20 por ciento; esto, según datos del programa México Limpio.
Conforme a la Semarnat existen 200 sitios controlados que equivocadamente se les llama rellenos sanitarios, de los cuales sólo 9 se acercan al cumplimiento de la norma que regula la construcción y requisitos y el resto (alrededor de 650), son tiraderos a cielo abierto, lo que denota un déficit de 92 por ciento en la cobertura para la gestión de los residuos mediante sitios sostenibles que eviten pasivos ambientales.
Dicha situación se complica, si se considera que el nivel de reciclaje de residuos en el país es mínimo (3.6 por ciento anual), con un promedio de 724 mil toneladas.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *