El país vive los peores momentos de la crisis ante una clase política pusilánime y corrupta: Ricardo Monreal

  • La decadencia nunca había llegado a los limites actuales
  • No me voy a transmutar en AMLO, somos socios en un proyecto de nación

 

José Luis Uribe Ortega

Estamos viviendo uno de los peores momentos del país; la crisis no sólo es económica, de empleo, de seguridad, desobediencia, simulación y corrupción ante una clase política pusilánime y corrupta, es decir estamos inmersos en una decadencia impresionante que nunca había llegado a los límites actuales, aseguró el diputado Ricardo Monreal Avila.

Al asistir al Club Primera Plana en calidad de invitado especial a su sesión de trabajo semanal, el político zacatecano, hablo ampliamente sobre la ausencia de grandes hombres que debatían tanto en las tribunas legislativas, como al interior de sus propios partidos y puso como ejemplo al Partido  Revolucionario Institucional (PRI).

Ante socios del club de periodistas más antiguo y  arraigo en México, Monreal Avila critico severamente las reformas políticas promovidas por la actual administración, que, dijo, lamentablemente son regresivas, como en el caso de la fiscal que hundió a las pequeñas y medianas empresas (PIMES), eso demuestra, añadió, que el país se encuentra en un proceso lamentable por la aplicación de políticas equivocadas.

Mas adelante señalo que la república pasa por un momento crucial ocasionado por lo que denominó crisis sistemática, que precisa de un cambio de régimen porque el actual esta agotado; se requieren cambios y creo que si existen alternativas para lograrlo, pero deben ser pacificas por la vía electoral, en la actualidad tenemos “mucho país para una clase política tan pequeña”.

Interrogado sobre si era difícil cambiar de ideología para conseguir un puesto, ya que él a militado en el PRI; PRD; Movimiento Ciudadano, PT y ahora en Morena, se concretó a responder “los que somos liberales, seremos liberales en cualquier partido, menos en la derecha”.

Monreal Avila que aspira ganar la titularidad de la Delegación Cuauhtémoc con el apoyo de Andrés Manuel López Obrador, asegura que él no se va a transmutar en AMLO y tampoco es su empleado, “soy su socio en un proyecto de nación, yo tengo mi estilo propio de hacer las cosas y hay muchas que hay que mejorar”.

Durante la reunión en la sede del Club Primera, el exgobernador de Zacatecas, presento lo que considera su plan de trabajo para la Delegación y lo denomina Rescatemos Cuauhtémoc que comprende 15 compromisos por la regeneración.

Asegura estar consciente a lo que se va a enfrentar para obtener el triunfo de la demarcación considerada la perla de la corona  del D.F., voy a hacer frente a grandes intereses pero no siento temor y aunque no soy del partido del Jefe de Gobierno, también es mi intención, en el caso de un triunfo, llevar adelante una relación de armonía con él. “Tras pasar la aduana de la Delegación, en 2018 voy a buscar la Jefatura del Gobierno del Distrito Federal”, enfatizó.

 

 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *