Por cada mujer que muere a causa de cáncer de mama, fallecen 10 por enfermedades cardiacas: Dra. Ancona

• Cada 11 minutos muere una mujer mexicana a causa de una enfermedad Cardiovascular
• El 56.2% de los mexicanos pasan en promedio 16 horas sentados frente a una pantalla, ya sea de televisión o computadora.
• Seis de cada diez personas sedentarias, son mujeres.

Por: Alberto Vega Vieyra*
Por cada mujer que muere por cáncer mamario en México, ocurre el deceso de 10 pacientes femeninas a causa de problemas cardiacos, lo que equivale a un deceso cada 11 minutos, cifra que debe activar la alarma para que se preste igual atención a estas enfermedades que a los tumores mamarios.
Sin menos cabo de la importancia que reviste la atención al cáncer de mama, es menester situar en igual nivel de prioridad en salud a los problemas cardiovasculares o del corazón, antes de que el problema sea incontrolable, afirma la Dra. Ana Elena Ancona, especialista de la unidad de cardiología del Hospital General de México.
Al presentar su ponencia sobre las diferencias en las manifestaciones de pac¡decimientos caerdiacos entre el hombre y la mujer, la especialista insistió en que por cada muerte por tumores mamarios, hay 10 decesos por enfermedad cardiovascular, la más común es la cardiopatía isquémica.
Ante esta problemática, actualmente se han creado acciones para disminuir la mortalidad por enfermedad cardiovascular en mujeres; la meta es que para el año 2025 las muertes por esta causa se reduzcan en un 25%. La educación y la información oportuna sobre los diversos factores de riesgo que se relación con los procesos físicos femeninos son una pieza clave en esta meta, asegura la doctora Ancona.
Durante el Seminario 1,2,3, por la Adherencia organizado por los Laboratorios españoles Ferrer, explicó que los factores de riesgo de la ECV se relacionan con la inactividad física, la ingesta de grasa que ocasiona sobrepeso, ingesta de alcohol, tabaquismo, los niveles descontrolados de colesterol y la hipertensión, sin embargo, se desconocía que las hormonas tienen un papel importante en esta ecuación.
En promedio, la propensión de un varón de sufrir un infarto se encuentra entre los 45 y 55 años, mientras que en la mujer el promedio de edad se localiza entre los 55 y los 65 años, es decir, diez años después. Esto tiene una explicación científica clara, pues los estrógenos presentes en la mujer se encargan de brindar protección a los vasos sanguíneos hasta la llegada de la menopausia o climaterio.
Los procesos fisiológicos del climaterio no son las únicas condiciones que afectan al corazón de la mujer, las mujeres jóvenes también son propensas a las enfermedades cardiovasculares ya que se descubrió una estrecha relación en el consumo de anticonceptivos orales y el tabaquismo, condición que provoca enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cáncer, adelanto de dos a tres años en la llegada de la menopausia y osteoporosis.
En las mujeres embarazadas una situación común es la preeclampsia, la cual induce una falla en los vasos sanguíneos de la madre provocando hipertensión, misma que desaparece después del parto, situación que debe ser monitoreada por el médico, pues años después, la madre podría ser diagnosticada hipertensa.
La hipertensión arterial es el padecimiento más común y peligroso para ocasionar muertes cardiacas, pues cuando el corazón tiene años con una presión arterial alta puede causar un ensanchamiento o adelgazamiento, lo que agudiza el riesgo de sufrir un infarto.
La carga genética es otro factor más alto entre las mujeres (2.6) que entre los hombres (2.3) y en cuanto a la obesidad, hay una cifra mayor de mujeres con sobrepeso (64%) vs el 46 por ciento de los varones debido principalmente al sedentarismo. Estudios han demostrado que el 56.2% de los mexicanos pasan en promedio 16 horas sentados frente a una pantalla, ya sea de televisión o computadora y seis de cada diez personas sedentarias, son mujeres.
La sintomatología en mujeres y hombres es diferente, pues mientras en los hombres la angina de pecho es un síntoma típico de un problema cardiaco, en las mujeres puede presentarse un dolor soportable que, por desgracia, no se toma en cuenta con la urgencia debida, lo que provoca una pérdida de tiempo vital que podría traducirse en una pérdida significativa del tejido cardiaco.
Finalmente la doctora Ancona recomendó a mujeres y hombres adultos visitar a su médico una vez al año, revisar sus niveles de colesterol, glucosa y presión arterial; si ya tiene un factor de riesgo medicarse y no abandonar su tratamiento, apoyándose de la tecnología como la APP Día a Día que sirve de recordatorio electrónico a través del celular. Todo esto ayudará a que más mujeres logren tener un corazón sano.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *