Estiman productores siembra récord de algodón en 2019

85 por ciento de las regiones productoras de algodón, están libres de las principales plagas del algodonero.

El uso de la tecnología y el trabajo conjunto entre productores, el Gobierno de México y las autoridades sanitarias de Estados Unidos, han sido determinantes para recuperar la producción de algodón.

México, Mar. 7.-85 por ciento de las regiones productoras de algodón, están libres de las principales plagas del algodonero.
El uso de la tecnología y el trabajo conjunto entre productores, el Gobierno de México y las autoridades sanitarias de Estados Unidos, han sido determinantes para recuperar la producción de algodón.

Durante una reunión que sostuvieron con el director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Francisco Javier Trujillo Arriaga, se puso de manifiesto que los productores estarán en posibilidad de comenzar la siembra de algodón en los estados de Baja California, Chihuahua, Sonora y Tamaulipas, así como la región lagunera (Durango y Coahuila), de acuerdo con las fechas definidas para cada entidad.

Integrantes del Comité, encabezado por Relbo Raúl Treviño Cisneros, agradecieron al organismo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) la autorización para sembrar el algodón, lo que refuerza lo expresado por el presidente Andrés Manuel López Obrador de fortalecer la producción nacional para abastecer el mercado interno y al de exportación.

El presidente del CNSPA resaltó la importancia del cultivo de algodón por la cantidad de empleos que genera, específicamente en la zona norte y noroeste del país, que es donde se cultiva la fibra.

Por su parte, el titular del SENASICA destacó que lograr este estatus es resultado del trabajo coordinado entre productores, industria y el Gobierno de México, con las autoridades sanitarias de Estados Unidos, a través de un programa Binacional diseñado para erradicar ambas plagas.

Trujillo Arriaga enfatizó que la utilización de la tecnología y las acciones del programa binacional han sido factor determinante para el control de las plagas reglamentadas: picudo algodonero (Anthonomus grandis Boheman) y el gusano rosado (Pectinophora gossypiella Saunders), de las cuales el 85 por ciento de las regiones productoras están libres.

Cabe recordar que en los años sesenta se sembraban, sólo en Coahuila, más de 100 mil hectáreas de algodón, pero la caída de los precios y los daños ocasionados por plagas llevaron a este cultivo prácticamente a desaparecer entre 1992 y 1993.

El esfuerzo realizado por los productores y las autoridades sanitarias ha permitido recuperar la producción de algodón en México, que se ha logrado colocar como el décimo tercer productor internacional con más de un millón de toneladas anuales y se ubica entre los cinco países con el rendimiento promedio más alto a nivel mundial.

La producción nacional de algodón se concentra en el norte del país: Chihuahua aporta anualmente más del 70 por ciento de la superficie sembrada, le siguen Baja California y Coahuila con 15 y siete por ciento, respectivamente. El resto de la superficie de algodón se establece en los estados de Tamaulipas, Sonora y Durango.

El mayor volumen de la producción se obtiene durante el periodo Primavera-Verano, ya que gracias a las características cálidas de cada estación es posible obtener 98 por ciento del total.

El dos por ciento restante se siembra en el ciclo de Otoño-Invierno, con menores índices de rendimiento debido al clima, cabe señalar que del total de la fibra que se produce en México, el 70 por ciento se destina a la industria textil nacional y el resto se exporta.

Durante una reunión que sostuvieron con el director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Francisco Javier Trujillo Arriaga, se puso de manifiesto que los productores estarán en posibilidad de comenzar la siembra de algodón en los estados de Baja California, Chihuahua, Sonora y Tamaulipas, así como la región lagunera (Durango y Coahuila), de acuerdo con las fechas definidas para cada entidad.

Integrantes del Comité, encabezado por Relbo Raúl Treviño Cisneros, agradecieron al organismo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) la autorización para sembrar el algodón, lo que refuerza lo expresado por el presidente Andrés Manuel López Obrador de fortalecer la producción nacional para abastecer el mercado interno y al de exportación.

El presidente del CNSPA resaltó la importancia del cultivo de algodón por la cantidad de empleos que genera, específicamente en la zona norte y noroeste del país, que es donde se cultiva la fibra.

Por su parte, el titular del SENASICA destacó que lograr este estatus es resultado del trabajo coordinado entre productores, industria y el Gobierno de México, con las autoridades sanitarias de Estados Unidos, a través de un programa Binacional diseñado para erradicar ambas plagas.

Trujillo Arriaga enfatizó que la utilización de la tecnología y las acciones del programa binacional han sido factor determinante para el control de las plagas reglamentadas: picudo algodonero (Anthonomus grandis Boheman) y el gusano rosado (Pectinophora gossypiella Saunders), de las cuales el 85 por ciento de las regiones productoras están libres.

Cabe recordar que en los años sesenta se sembraban, sólo en Coahuila, más de 100 mil hectáreas de algodón, pero la caída de los precios y los daños ocasionados por plagas llevaron a este cultivo prácticamente a desaparecer entre 1992 y 1993.

El esfuerzo realizado por los productores y las autoridades sanitarias ha permitido recuperar la producción de algodón en México, que se ha logrado colocar como el décimo tercer productor internacional con más de un millón de toneladas anuales y se ubica entre los cinco países con el rendimiento promedio más alto a nivel mundial.

La producción nacional de algodón se concentra en el norte del país: Chihuahua aporta anualmente más del 70 por ciento de la superficie sembrada, le siguen Baja California y Coahuila con 15 y siete por ciento, respectivamente. El resto de la superficie de algodón se establece en los estados de Tamaulipas, Sonora y Durango.

El mayor volumen de la producción se obtiene durante el periodo Primavera-Verano, ya que gracias a las características cálidas de cada estación es posible obtener 98 por ciento del total.

El dos por ciento restante se siembra en el ciclo de Otoño-Invierno, con menores índices de rendimiento debido al clima, cabe señalar que del total de la fibra que se produce en México, el 70 por ciento se destina a la industria textil nacional y el resto se exporta.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *