Presentan en SCT el primer libro de “medicina espacial” en México y América Latina

 

Utilización de la infraestructura espacial de telecomunicaciones del país para llevar servicios de salud a la población, objetivo a mediano y largo plazo

 

 

  • Por: Alberto Vega Vieyra·

    México, Dic. 4.-La Agencia Espacial Mexicana (AEM) organismo descentralizado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), de manera conjunta con la Academia Nacional de Medicina de México (ANMM) y la Sociedad Mexicana de la Medicina del Espacio y Microgravedad (SOMMEM), presentaron el primer libro de “Medicina Espacial” de todo México y América Latina.

 

El Presidium de inauguración fue encabezado por el Dr. Javier Mendieta Jiménez, Director General de la AEM; el Director General de Medicina Preventiva del Transporte de la SCT, Valente Aguilar Zinser; el Secretario Administrativo del Fondo Sectorial Salud-Conacyt, Rodolfo Cano Jiménez;  así como el Dr. Raúl Carrillo Esper, Presidente de la Sociedad Mexicana de Medicina del Espacio y Microgravedad, y reconocido referente nacional en la materia de medicina espacial.

 

Aguilar Zinser, por parte de la SCT, se congratuló de la iniciativa de esta publicación de vanguardia, en la cual contribuyó con el valioso tema de “Perfil psicológico de los astronautas y adaptación al confinamiento del espacio”, y llamó a los presentes a una profunda reflexión respecto a que más pronto de lo que creemos, un cada vez mayor número de humanos estará viajando en el espacio:

“El ser humano conquistó el transporte, conquistó el espacio, y eso dio conciencia de que somos parte, una de las mejores partes, de este universo. El hombre ya está viéndose en otros sitios, y en esta interacción del ser humano y su medio ambiente, en esta travesía en el espacio, enfrentará grandes retos. Por ello surge la medicina espacial, y he allí donde el genio de nuestro país puede aportar”, dijo.

 

Por su parte, Mendieta Jiménez destacó que a mediano y largo plazo, el beneficio de la medicina espacial para la población mexicana podrá ser la utilización de la infraestructura espacial de telecomunicaciones de nuestro país para llevar servicios de salud a la población, sobre todo a los sectores más vulnerables, en medicina por vía satélite, e igualmente se congratuló por el libro.

 

“Nos congratulamos de estar presentando hoy el primer libro de Medicina Espacial como tal en la historia de nuestro país, y como señala el Dr. Carrillo Esper, de toda América Latina; sin duda, esta acción de vanguardia ha sido posible gracias al apoyo y gran visión de futuro de la SCT, a la que la AEM está orgullosamente sectorizada”, reconoció el científico.

 

Al respecto Carrillo Esper destacó que comenzar a aplicar la tecnología espacial y de telecomunicaciones que nació originalmente para los viajes espaciales, pero ahora para tareas en la tierra como hacer llegar servicios de salud a distancia a la población, y el monitoreo satelital de enfermedades (denominadas telesalud y cibersalud, respectivamente), es un primordial objetivo a mediano y largo plazo, lo que se plasma en este libro.

 

A su vez, Cano Jiménez coincidió plenamente, y destacó el hecho de que este libro contiene en su interior lo conocido como un “Documento de Postura”, es decir, una propuesta consensada por científicos y expertos de la academia, cuyo objeto es ser base para generar una política pública en la materia para el beneficio de la población, y propuso reuniones para estimular más los fondeos de proyectos para esta materia de tan amplias posibilidades.

 

En el encuentro estuvo presente el Dr. Ramiro Iglesias, mexicano que colaboró en la NASA y recibió el primer electrocardiograma de un astronauta desde el espacio, y cuyos trabajos sobre el Hombre Cósmico y tratados de Cardiología Espacial, son los ilustres antecedentes del libro presentado; Iglesias destacó lo imperativo de formar profesionistas especializándolos en medicina espacial mediante becas, públicas o privadas, pero que apoyen este programa de la AEM.

 

El evento también contó con la distinguida asistencia del Capitán de Navío Médico Cirujano Naval Anestesiólogo Pediatra Diplomado del Estado Mayor, y Director de la Escuela Médico Naval, Juan Alberto Díaz Ponce Medrano, así como del Capitán de Fragata, Médico Cirujano Naval Urólogo y Director de la Escuela de Posgrados en Sanidad Naval, Sanjuan Padrón Lucio, de quienes su apoyo fue invaluable para esta publicación, entre otras muy distinguidas personalidades.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *