ALDF URGE A SECRETARIA DE PROTECCIÓN CIVIL ELABORAR PROGRAMA PARA SUSTITUCION DE POSTES QUE PONGAN EN PELIGRO A LA POBLACIÓN DE LA CDMX

Presidenta de la Comisión de Juventud y Deporte de la ALDF,

 

 

Ante las quejas por parte de los vecinos de la Delegación Iztacalco, sobre la peligrosidad que representan algunas de las estructuras que tienen exceso de carga y de tensión, otros que carecen de la base y otros que sólo se sostienen de los propios cables, la Presidenta de la Comisión de Juventud y Deporte de la ALDF, Beatriz Olivares exhortó a la Secretaría de Protección Civil del GCDMX para que en coordinación con las áreas de Protección Civil de las 16 demarcaciones, las empresas paraestatales y privadas propietarias de las estructuras conocidas como “postes”, elaboren un programa de sustitución de aquellas que puedan considerarse un riesgo para la vida, integridad y los bienes de las personas que habitan y transitan en la CDMX.

En un Punto de Acuerdo que presentó ante el Pleno de la Asamblea que fue aprobado, precisó que en diversos recorridos por las calles de la demarcación, se han encontrado algunos casos, derivado del exceso de carga y de tensión, además del cúmulo de años de funcionamiento, que éstas estructuras se encuentran en un ángulo que hace creer que constituyen un serio riesgo para las personas.

 

Dijo que se observaron otros que carecen de la base y sólo se sostienen de los propios cables y algunos de concreto que sólo cuentan con las varillas para sostenerse, en ambos caos es evidente el riego que representan estas estructuras obsoletas para la población en general.

 

La legisladora perredista, enfatizó que estos postes tanto metálicos, de concreto y hasta de madera pueden ser propiedad de la Comisión Federal de Electricidad, de alguna compañía de telefonía, de alguna prestadora de televisión por cable o incluso, hasta de los obsoletos servicios telegráficos.

 

Sostuvo que estas estructuras tienen la finalidad de ser los pilares que sostienen el cableado para que se pueda prestar cualquiera de los servicios mencionados, además, de soportar el peso de los cables, estos postes, reciben una tensión particular, por lo que su sujeción al suelo es imprescindible.

 

“En nuestros recorridos por el territorio, específicamente por la Delegación Iztacalco, hemos recibido un número importante de quejas sobre la peligrosidad que representan algunas de estas estructuras”, dijo.

 

Beatriz Olivares destacó que el problema relacionado con postes en situación calamitosa se extiende a lo largo y ancho de la Ciudad, motivo por el cual “queremos que lo propuesto se extienda para las 16 demarcaciones político-administrativas que conforman el territorio de la Ciudad de México, entendemos además que lo idóneo sería proceder a soterrar todo el tendido de cables que se encuentran en la vía pública, pero esto lo podemos planear en otra etapa”

 

 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *