“La Ley, por encima de mi jefe”

El abogado Virgilio Andrade Martínez no obstante que desde que surgió a la vida profesional y pública ha sido reconocido como un respetado jurisperito, bastó que aceptara, en momentos de crisis de credibilidad, un puesto en el gabinete del presidente, Enrique Peña Nieto para que sea objeto de toda clase de críticas, y lo que es inaceptable, de escarnios.

 

En otros tiempos, llamar a profesionales del derecho para hacerles entrega de encomiendas harto difíciles, era motivo de satisfacción y aprobación, ahora hemos llegado a tal grado de la cultura de la desconfianza, que nada nos parece bien y todo lo cuestionamos sin mayor análisis.

 

Peña Nieto, esposa y su secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray están en el ojo del huracán por la compra de casas a un proveedor de los gobiernos del Estado de México y del federal, todos han explicado que no existen conflictos de intereses, el caso es que nadie les cree y el problema se ha dimensionado.

 

Ante tal situación, aunada a la tardanza del Legislativo para aprobar la iniciativa de Ley Anticorrupción, que además crea fiscal del ramo con carácter de autónomo, el Jefe del Ejecutivo nombró al abogado Virgilio Andrade Martínez secretario de la Función Pública, puesto que permanecía vacante por el mismo retraso del Congreso.

 

Al anunciarlo, Peña Nieto fijó posiciones, al afirmar que además de todas las facultades que el puesto le otorga al flamante secretario, le encomendó investigar a fondo las compras de las casas y sus resultados se hagan públicos. De ahí se vino el escándalo de la desconfianza. ¿Cómo –se insiste-, que un subordinado pueda investigar al jefe?

 

Es obvio, que la duda prende, sin embargo Virgilio Andrade merece cuando menos el beneficio de la duda; por lo pronto ha hecho declaraciones que nos parece deben de analizarse y tomarse en cuenta en su exacta dimensión. Es una afirmación de principios: “La Ley, por encima de mi jefe”.

 

Luego razonó: “El Presidente nombra a los secretarios, son miembros de su gobierno, solo que con un detalle: el ejercicio del cargo de los secretarios está sujeto a la rendición de cuentas ante el Congreso y a una serie de reglas y conjuntos de leyes. Entonces, el encargo pasa automáticamente a ser una situación, primero, que tiene que estar sustentada en la ley, y segundo, a ser vigilada por instituciones que no son del Presidente de la República”.

 

Virgilio, se ha ganado un prestigio en la sociedad y particularmente en la academia, que estamos seguros no pondrá en peligro. Otorguémosle el beneficio de la duda.

 

Periodista y escritor; Presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE; Secretario de Desarrollo Social de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; Presidente fundador y vitalicio honorario de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, y miembro del Consejo Consultivo del Club Primera Plana. Agradeceré sus comentarios y críticas en teodoro@libertas.com.mxteodororenteriaa@gmail.com Nos escuchamos en las frecuencias en toda la República de Libertas Radio. Le invitamos a visitar: www.felap.info, www.ciap-felap.org, www.fapermex.mx, y www.clubprimeraplana.com.mx

 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *